Jurisprudencia para los Trabajadores de Confianza de Pemex

Jurisprudencia para los trabajadores de Confianza de Pemex

A partir del 13 de febrero del 2017, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió jurisprudencia para que al momento en que se pague indemnización por riesgo de trabajo a  los Trabajadores de CONFIANZA de PEMEX  Y ORGANISMOS SUBSIDIARIOS, sea con el salario vigente en la categoría con que se jubiló y debidamente actualizado.

Por lo que ahora es posible demandar salarios antiguos para que el riesgo se pague con el salario actual a la fecha de emisión de laudo, SIN DUDA ALGUNA UN GRAN LOGRO PARA EL PERSONAL DE CONFIANZA, dejando  atrás el criterio de que se tenía que pagar con el salario que con el que se dio por terminada la relación de trabajo.


Indemnización por riesgo de trabajo del personal de confianza de petróleos mexicanos y organismos subsidiarios. Los aumentos al salario base para su pago deben computarse conforme a lo previsto en el reglamento aplicable para dicho personal y no en términos de la ley federal del trabajo, al resultar aquél más benéfico al trabajador.


Tratándose de los aumentos en el salario base para el pago de la indemnización del personal de confianza de Petróleos Mexicanos y Organismos Subsidiarios, prevista en el artículo 66 del reglamento relativo, es inaplicable el artículo 484 de la Ley Federal del Trabajo, en la parte en que dice que para determinar las indemnizaciones a que se refiere el título noveno de esa ley, se tomará como base el salario diario que perciba el trabajador al ocurrir el riesgo y los aumentos posteriores que correspondan al empleo que desempeñaba hasta, entre otros supuestos, el momento de su separación de la empresa.

Lo anterior es así, pues el citado precepto reglamentario, en su inciso h), solamente establece dos hipótesis como límites para computar los aumentos, a saber:

  • a) Hasta que se determine el grado de incapacidad.
  • b) El de la fecha en que se produzca la muerte.

Sin que regule el caso que sí prevé la Ley Federal del Trabajo, relativo a que esos aumentos dejen de generarse en el momento de la separación del trabajador en la empresa, esto es, mientras la relación de trabajo subsista, sino, solamente los dos supuestos indicados.

De ahí que cuando se demanda la indemnización por riesgo de trabajo, y no ha fallecido el trabajador, los aumentos al salario que se decreten deben cuantificarse hasta la fecha del laudo, si en ese momento jurídicamente se determina el grado de incapacidad como lo señala el precepto reglamentario y no limitarse a la data en la cual concluyó el vínculo laboral, considerando que, al existir disposición especial sobre el particular, aplicable a los trabajadores de confianza de Petróleos Mexicanos y Organismos Subsidiarios, debe estarse a lo más benéfico para la parte obrera, en tanto ahí se superan los requisitos legales.


SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SÉPTIMO CIRCUITO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *